Sábado Gráfico: Historia 1956-2018

SÁBADO GRÁFICO

HISTORIA Y ORÍGENES

El semanario de actualidades “Sábado Gráfico” fue lanzado al mercado español el 29 de septiembre de 1956, a través de un ejemplar de promoción, apareciendo su primer número a la venta pública el 6 de octubre siguiente, con esta cabecera, después de haber sido prohibida una anterior, “Magazine del Hogar”, por considerar las autoridades administrativas que no se podría una palabra de origen extranjero como magazine y así quedó ésta como subtítulo de la cabecera definitiva en una primera etapa de los años cincuenta.

SÁBADO GRÁFICO

HISTORIA S&G

El semanario de actualidades “Sábado Gráfico” fue lanzado al mercado español el 29 de septiembre de 1956, a través de un ejemplar de promoción, apareciendo su primer número a la venta pública el 6 de octubre siguiente, con esta cabecera, después de haber sido prohibida una anterior, “Magazine del Hogar”, por considerar las autoridades administrativas que no se podría una palabra de origen extranjero como magazine y así quedó ésta como subtítulo de la cabecera definitiva en una primera etapa de los años cincuenta.

“Sábado Gráfico”, en su etapa inicial, editada por Eugenio Suárez Gómez, siendo su primer director periodista José R. Ferrón, con redacciones en Madrid y Barcelona, formando parte de una cadena de revistas españolas, estaba dirigido en un gran porcentaje de audiencia al público lector femenino en España con reportajes gráficos, entrevistas y secciones del hogar, a nivel internacional, hacia una oferta de las grandes exclusivas europeas con convenios con otras revistas europeas. De todos modos, creó un periodismo novedoso con la publicación de la defensa de las nuevas profesiones de la mujer y los nuevos papeles de las esposas de los principales personajes de la medicina, cultura y justicia, entre otras actividades.

 

 

El primer número de “Sábado Gráfico” contenía un reportaje exclusivo del lanzamiento en paracaídas de una modelo paracaidista, Colette Duval, en las playas de Barcelona, fotografiado por el propio editor, formando parte de las Fiestas de la Merced, patrona de Barcelona, junto a una extensa entrevista con la protagonista. En los temas de este primer ejemplar figuraban la historia de una vendedora que llegó a modelo, las nuevas mujeres taxistas en París, la vedette de origen aragonés establecida en Barcelona Carmen de Lirio, una serie de artículos sobre el Duque de Kent, el baile del “rock and roll” y un relato del escritor Luis Romero, entre otros más.

El logo inicial del semanario evolucionó desde su inicial edición, en color blanco y negro, en los años cincuenta, hasta la introducción del color en sus portadas e interior, en la siguiente década de los sesenta, destacando el fondo rojo del logo y sobre éste el título “Sábado Gráfico” que protagonizaría la más brillante época de la publicación.

El tiraje de ejemplares del semanario se inició con 390.000 en este último trimestre de 1956 que alcazaría, cinco años más tarde,en 1961, 540.000 en el transcurso de un periodo de grandes acontecimientos internacionales como la entrada de Fidel Castro en La Habana y el aplastamiento de la revolución húngara por el régimen comunista de la Unión Soviética y, en el ámbito de las personalidades del corazón las bodas de la princesa Margarita de Inglaterra, la princesa Diana de Francia, la princesa Francisca de Borbón-Parma y la del rey de Bélgica con una española, Fabiola de Mora y Aragón, acontecimiento este último que disparó la venta de Sábado Gráfico con su contenido por la relación directa con España.

 

Portadas emblemáticas :

Boda real del rey de Bélgica con la española Fabiola de Mora (izquierda)

Soraya ex-emperatriz de Persia y belleza histórica (derecha)

 

 

 

Campañas de promoción en Sábado Gráfico

En el contenido de promoción y publicidad insertado en las páginas destacaron las campañas publicitarias de “Perlas Majorica”, del grupo Puig; Olivetti, con equipamiento ofimático; “Lysoform”, ansiépticos; “Dragón”, de cremalleras para la mujer; “Crysler”, de fajas femeninas; y de “Vespa”, protagonizada por al piloto Juan Manuel Fangio, entre las campañas iniciales. Esta etapa publicitaria en esta primera fase del semanario fue escasa por la situación económica española que, en los años, remontando en los finales de los años 60.

 

 

En la década de los años 60, con la instauración de la edición totalmente en color, los contenidos publicitarios, bajo la dirección de José Ramón Guimeraens en Madrid, Barcelona y BIlbao, crecieron en función de una mejor calidad fotográfica y tipográfica, como los protagonizados por las celebridades de la época, como Gila, en Filomatic; Johan Cruyff, en Kerzo y Potens; Joaquín Prat, Luciana Wolf y Tip y Coll, en la SER; Roger Moore, en 103; Raphael en Lagarto; entre otros.

Una innovadora campaña promocional, patrocinada por la marca Majorica, estaba centrada en la oferta del regalo de una perla en cada portada de los ejemplares puestos a la venta durante un periodo de varios meses con el objeto de premiar la mejor composición de un collar de perlas confeccionado con las referidas joyas de la empresa Puig.

Se creó una innovación publicitaria, con la inclusión dentro de los textos de los artículos de inserciones de anuncios y promociones para lograr una mayor atención en los lectores.

Una forma de enfocar los acontecimientos sociales y comerciales ha estado basado en la creación de suplementos especiales

En las promociones de relaciones publicas, exentos de anuncios publicitarios, dentro de un estilo de menor agresividad publicitaria, se crearon secciones especiales àra su difusión

En el año 1966, con la aprobación de la Ley de Prensa e Imprenta, en España, se iniciaba la apertura inicial de una liberalización informativa anulando la censura previa y el “interés nacional”, como aspecto positivo, pero aprobando el depósito previo y el secuestro administrativo de publicaciones que perjudicaron en gran medida a la libertad informativa y gráfica de “Sábado Gráfico”.

A partir de esta nueva situación, a partir de 1969 el estilo del semanario había sido modificado con la introducción de reportajes del cinema, vida social española y actualidad económica.

Exclusivas, Sanciones y Secuestros de “Sábado Gráfico”

Se produce un cambio de orientación en los contenidos de la publicación, entre 1970 y 1971, bajo la dirección del director periodista Mario Rodríguez Aragón,,y se lanzan los primeros informes de investigación periodísticos creados por el propio equipo del semanario sobre los primeros escándalos económicos, en exclusiva, como Confecciones Gibraltar, Venta de cargos públicos en el Ministerio de Justicia, MATESA y las cajas de ahorros españolas, alternando con portadas de atrevidas artistas en bikini o en poses insinuantes propias de los semanarios europeos de información.

La innovación periodística consistía, en lugar de un periodismo genérico ideológico, el uso de reportajes, estudios e informes donde la citación de personas, empresas e instituciones concretas en situaciones de interés público, valoraban mejor la realidad de las informaciones y las investigaciones.

En el primer informe citado, Confecciones Gibraltar, se reflejaban las irregularidades contables cometidas sobre las ayudas recibidas del Estado en la zona del Campo de Gibraltar por parte de esta empresa que había paralizado sus pagos a sus proveedores pese a su condición de beneficiaria de los fondos estatales. El reportaje se ilustraba con una fotografía de la visita del entonces Principe Don Juan Carlos a sus instalaciones.

Así como “Confecciones Gibraltar, S.A.”, en el sector político, fue objeto de una respuesta en forma de sanciones administrativas e, incluso, de suspensión de la publicación del semanario, arguyendo otra clase de argumentos derivados de determinadas portadas protagonizadas por artistas y modelos en trajes de baño conocidos como bikini o en posturas insinuantes (véase sanciones y secuestros en la edición digital), esta presión se incrementó con la publicación del estudio histórico publicado bajo el título de “Venta de cargos públicos por el ministro de Justicia”, donde se describía la intervención del propio rey Fernando VII en la detención de un ministro de Gracia y Justicia que recibía “recompensas” de los beneficiados por la concesión de cargos públicos. Con posterioridad, se produciría un nuevo secuestro y una nueva suspensión de la publicación de “Sábado Gráfico”.

 

Venta cargos públicos Ministerio Justicia Confecciones Gibraltar, S.A.

Portadas sexy decada 70’

La inserción de imágenes, en las portadas de la publicación semanal, de artistas y modelos en atuendos propios de las playas internacionales y en determinadas posturas provocativas, a partir de los finales de años sesenta y especialmente en la primera mitad de los setenta, generaron un cierta polémica incluso entre los propios lectores y, en especial, de la censura administrativa que, como se detallaba en los argumento esgrimados en las sanciones administrativas fueron piezas claves para las acusaciones de erotismo informativo en los procedimientos judiciales.

COMPRAS MASIVAS DE EJEMPLARES DE “SÁBADO GRÁFICO”,

POR LAS CAJAS DE AHORROS DE ZARAGOZA Y BARCELONA

En el número 741, de 14 de agosto de 1971, el semanario publicaba una investigación basada las irregularidades supuestamente cometidas por la Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja sobre el tema de 60 millones de pesetas en letras perjudicadas y determinadas manipulaciones contables. Aparecía la adquisición por 2.000 pesetas de una finca valorada en ciento cincuenta y dos millones.

Como primera medida tomada por la Caja contra esta publicación se compraron, en todo el territorio nacional, cantidades masivas de “Sábado Gráfico” con el propósito de bloquear la edición de este ejemplar cometiendo una posible maniobra de ilícitica competencia y una transgresión de las disposiciones legales de la época sobre práctica comercial. En el terreno judicial esta entidad de ahorros presentó una demanda junto a la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) por la publicación de esta información.

 

Otra caja de ahorros, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona, constituyó un interés especial en las páginas del semanario sobre el polémico intercambio de unos jardines del presidente de la Caja barcelonesa por unos terrenos propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, recibiendo el propio directivo una “retribución” personal por supuestos gastos varios que alcanzaban una cifra superior a los 42 millones de pesetas. Según informaron los propios empleados de la entidad de ahorro ésta ordenó que se procediera a la compra masiva de ejemplares de “Sábado Gráfico” en los lugares de venta de la ciudad con objeto de una limitación del conocimiento de los hechos descritos.

 

Un empresario relacionado con las actividades de la Caja, Pedro Durán Farell, afectado por una operación de venta de acciones de “Gas Natural” a sus empleados, hizo publicar en los principales diarios de Barcelona y Madrid una carta abierta, pagada como publicidad, injuriando al autor del reportaje, Adolfo de Barricart, y, pocos días más tarde, aparecía una carta publica de los empleados de la empresa energética defendiendo a su presidente, excepto cuarenta y seis de ellos que se negaron a suscribirla. El periodista presentó una querrella criminal contra el señor Durán y éste sería procesado por la autoridad judicial.

Como consecuencias de las sanciones y secuestros de la publicación el editor se vió publicado a un cambio de dirección forzado por la administración siendo sustituido Mario Rodriguez Aragón, con varios procesamientos, por José Ramón Alonso,

Años más tarde, en el año 2002, inició las gestiones para obtener la titularidad de la cabecera de la revista “Sábado Gráfico” y el inicio del proyecto de la reaparición de la publicación. Logró la concesión de la propiedad de la cabecera, hasta entonces en situación de embargo en un juzgado de Madrid, como consecuencia del divorcio, publicando la prensa nacional la noticia de la próxima salida del semanario. Sin embargo, la familia de la ex esposa del antiguo editor presentó un recurso ante la administración del Ministerio de Industria y el Registro de Patentes y Marcas para cancelar la concesión al nuevo prpietario.

Finalmente, fue desestimada la solicitud presentada y fue confirmada la concesión del título de la cabecera. Una vez solucionada la cuestión legal, en 2005, se iniciaron la gestiones para lograr constituir una sociedad editorial y la puesta en marcha de una maqueta y un número 0.

“Sábado Gráfico”, en su etapa inicial, editada por Eugenio Suárez Gómez, siendo su primer director periodista José R. Ferrón, con redacciones en Madrid y Barcelona, formando parte de una cadena de revistas españolas, estaba dirigido en un gran porcentaje de audiencia al público lector femenino en España con reportajes gráficos, entrevistas y secciones del hogar, a nivel internacional, hacia una oferta de las grandes exclusivas europeas con convenios con otras revistas europeas. De todos modos, creó un periodismo novedoso con la publicación de la defensa de las nuevas profesiones de la mujer y los nuevos papeles de las esposas de los principales personajes de la medicina, cultura y justicia, entre otras actividades.

 

 

El primer número de “Sábado Gráfico” contenía un reportaje exclusivo del lanzamiento en paracaídas de una modelo paracaidista, Colette Duval, en las playas de Barcelona, fotografiado por el propio editor, formando parte de las Fiestas de la Merced, patrona de Barcelona, junto a una extensa entrevista con la protagonista. En los temas de este primer ejemplar figuraban la historia de una vendedora que llegó a modelo, las nuevas mujeres taxistas en París, la vedette de origen aragonés establecida en Barcelona Carmen de Lirio, una serie de artículos sobre el Duque de Kent, el baile del “rock and roll” y un relato del escritor Luis Romero, entre otros más.

El logo inicial del semanario evolucionó desde su inicial edición, en color blanco y negro, en los años cincuenta, hasta la introducción del color en sus portadas e interior, en la siguiente década de los sesenta, destacando el fondo rojo del logo y sobre éste el título “Sábado Gráfico” que protagonizaría la más brillante época de la publicación.

El tiraje de ejemplares del semanario se inició con 390.000 en este último trimestre de 1956 que alcazaría, cinco años más tarde,en 1961, 540.000 en el transcurso de un periodo de grandes acontecimientos internacionales como la entrada de Fidel Castro en La Habana y el aplastamiento de la revolución húngara por el régimen comunista de la Unión Soviética y, en el ámbito de las personalidades del corazón las bodas de la princesa Margarita de Inglaterra, la princesa Diana de Francia, la princesa Francisca de Borbón-Parma y la del rey de Bélgica con una española, Fabiola de Mora y Aragón, acontecimiento este último que disparó la venta de Sábado Gráfico con su contenido por la relación directa con España.

 

En un informe sobre la audiencia del semanario se detallaba que, en el primer trimestre de la aparición, fueron tirados 390.000 ejemplares llegando a los 540.000 en 1961. La célebre boda del rey Balduino con Fabiola se acercaba a los 400.000 en el numero dedicado al enlace batiento todos los records, hasta aquella fecha, de la edición de un número.

En el periodo de los años 60 la audiencia de “Sábado Gráfico”, desde 1964 a 1968, al margen de los grandes aincmecontecimientos de impacto popular que incrementaban los tirajes de ejemplares, el control de OJD ya ofrecía una estabilidad semanal del orden de los 80.000 hasta 103.000.

Se habían incorporado nuevas secciones dedicadas a las celebridades desde la Costa del Sol, París y Roma, figurando además como firmas colaboradoras Natalia Figueroa, Margarita Landi, Fernando Vizcaíno Casas, Paloma Gómez Borrero, Luis Isabel Alvarez de Toledo, Manuel Funes Robert y Mario Rodriguez Aragón.

En la siguiente década, en los años setenta, destacaron los artículos firmados por brillantes plumas de diferentes procedencias y pensamientos como Antonio Gala, Néstor Luján, Alvaro Cunqueiro, José Bergamín, Alfonso Ussía, José Ramón Alonso, Alfonso S. Palomares, Art Buchwald, José María González Ruiz, Diego Jalón; y, en el terreno del humor, las viñetas de Summers, Mingote, Chumy Chúmez, Adán y Coq, entre los más conocidos colaboradores.

Campañas de promoción en Sábado Gráfico

En el contenido de promoción y publicidad insertado en las páginas destacaron las campañas publicitarias de “Perlas Majorica”, del grupo Puig; Olivetti, con equipamiento ofimático; “Lysoform”, ansiépticos; “Dragón”, de cremalleras para la mujer; “Crysler”, de fajas femeninas; y de “Vespa”, protagonizada por al piloto Juan Manuel Fangio, entre las campañas iniciales. Esta etapa publicitaria en esta primera fase del semanario fue escasa por la situación económica española que, en los años, remontando en los finales de los años 60.

 

 

En la década de los años 60, con la instauración de la edición totalmente en color, los contenidos publicitarios, bajo la dirección de José Ramón Guimeraens en Madrid, Barcelona y BIlbao, crecieron en función de una mejor calidad fotográfica y tipográfica, como los protagonizados por las celebridades de la época, como Gila, en Filomatic; Johan Cruyff, en Kerzo y Potens; Joaquín Prat, Luciana Wolf y Tip y Coll, en la SER; Roger Moore, en 103; Raphael en Lagarto; entre otros.

Una innovadora campaña promocional, patrocinada por la marca Majorica, estaba centrada en la oferta del regalo de una perla en cada portada de los ejemplares puestos a la venta durante un periodo de varios meses con el objeto de premiar la mejor composición de un collar de perlas confeccionado con las referidas joyas de la empresa Puig.

Se creó una innovación publicitaria, con la inclusión dentro de los textos de los artículos de inserciones de anuncios y promociones para lograr una mayor atención en los lectores.

Una forma de enfocar los acontecimientos sociales y comerciales ha estado basado en la creación de suplementos especiales

En las promociones de relaciones publicas, exentos de anuncios publicitarios, dentro de un estilo de menor agresividad publicitaria, se crearon secciones especiales àra su difusión

En el año 1966, con la aprobación de la Ley de Prensa e Imprenta, en España, se iniciaba la apertura inicial de una liberalización informativa anulando la censura previa y el “interés nacional”, como aspecto positivo, pero aprobando el depósito previo y el secuestro administrativo de publicaciones que perjudicaron en gran medida a la libertad informativa y gráfica de “Sábado Gráfico”.

A partir de esta nueva situación, a partir de 1969 el estilo del semanario había sido modificado con la introducción de reportajes del cinema, vida social española y actualidad económica.

Exclusivas, Sanciones y Secuestros de “Sábado Gráfico”

Se produce un cambio de orientación en los contenidos de la publicación, entre 1970 y 1971, bajo la dirección del director periodista Mario Rodríguez Aragón,,y se lanzan los primeros informes de investigación periodísticos creados por el propio equipo del semanario sobre los primeros escándalos económicos, en exclusiva, como Confecciones Gibraltar, Venta de cargos públicos en el Ministerio de Justicia, MATESA y las cajas de ahorros españolas, alternando con portadas de atrevidas artistas en bikini o en poses insinuantes propias de los semanarios europeos de información.

La innovación periodística consistía, en lugar de un periodismo genérico ideológico, el uso de reportajes, estudios e informes donde la citación de personas, empresas e instituciones concretas en situaciones de interés público, valoraban mejor la realidad de las informaciones y las investigaciones.

En el primer informe citado, Confecciones Gibraltar, se reflejaban las irregularidades contables cometidas sobre las ayudas recibidas del Estado en la zona del Campo de Gibraltar por parte de esta empresa que había paralizado sus pagos a sus proveedores pese a su condición de beneficiaria de los fondos estatales. El reportaje se ilustraba con una fotografía de la visita del entonces Principe Don Juan Carlos a sus instalaciones.

Así como “Confecciones Gibraltar, S.A.”, en el sector político, fue objeto de una respuesta en forma de sanciones administrativas e, incluso, de suspensión de la publicación del semanario, arguyendo otra clase de argumentos derivados de determinadas portadas protagonizadas por artistas y modelos en trajes de baño conocidos como bikini o en posturas insinuantes (véase sanciones y secuestros en la edición digital), esta presión se incrementó con la publicación del estudio histórico publicado bajo el título de “Venta de cargos públicos por el ministro de Justicia”, donde se describía la intervención del propio rey Fernando VII en la detención de un ministro de Gracia y Justicia que recibía “recompensas” de los beneficiados por la concesión de cargos públicos. Con posterioridad, se produciría un nuevo secuestro y una nueva suspensión de la publicación de “Sábado Gráfico”.

 

Venta cargos públicos Ministerio Justicia Confecciones Gibraltar, S.A.

Portadas sexy decada 70’

La inserción de imágenes, en las portadas de la publicación semanal, de artistas y modelos en atuendos propios de las playas internacionales y en determinadas posturas provocativas, a partir de los finales de años sesenta y especialmente en la primera mitad de los setenta, generaron un cierta polémica incluso entre los propios lectores y, en especial, de la censura administrativa que, como se detallaba en los argumento esgrimados en las sanciones administrativas fueron piezas claves para las acusaciones de erotismo informativo en los procedimientos judiciales.

COMPRAS MASIVAS DE EJEMPLARES DE “SÁBADO GRÁFICO”,

POR LAS CAJAS DE AHORROS DE ZARAGOZA Y BARCELONA

En el número 741, de 14 de agosto de 1971, el semanario publicaba una investigación basada las irregularidades supuestamente cometidas por la Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja sobre el tema de 60 millones de pesetas en letras perjudicadas y determinadas manipulaciones contables. Aparecía la adquisición por 2.000 pesetas de una finca valorada en ciento cincuenta y dos millones.

Como primera medida tomada por la Caja contra esta publicación se compraron, en todo el territorio nacional, cantidades masivas de “Sábado Gráfico” con el propósito de bloquear la edición de este ejemplar cometiendo una posible maniobra de ilícitica competencia y una transgresión de las disposiciones legales de la época sobre práctica comercial. En el terreno judicial esta entidad de ahorros presentó una demanda junto a la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) por la publicación de esta información.

 

Otra caja de ahorros, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona, constituyó un interés especial en las páginas del semanario sobre el polémico intercambio de unos jardines del presidente de la Caja barcelonesa por unos terrenos propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, recibiendo el propio directivo una “retribución” personal por supuestos gastos varios que alcanzaban una cifra superior a los 42 millones de pesetas. Según informaron los propios empleados de la entidad de ahorro ésta ordenó que se procediera a la compra masiva de ejemplares de “Sábado Gráfico” en los lugares de venta de la ciudad con objeto de una limitación del conocimiento de los hechos descritos.

 

Un empresario relacionado con las actividades de la Caja, Pedro Durán Farell, afectado por una operación de venta de acciones de “Gas Natural” a sus empleados, hizo publicar en los principales diarios de Barcelona y Madrid una carta abierta, pagada como publicidad, injuriando al autor del reportaje, Adolfo de Barricart, y, pocos días más tarde, aparecía una carta publica de los empleados de la empresa energética defendiendo a su presidente, excepto cuarenta y seis de ellos que se negaron a suscribirla. El periodista presentó una querrella criminal contra el señor Durán y éste sería procesado por la autoridad judicial.

Como consecuencias de las sanciones y secuestros de la publicación el editor se vió publicado a un cambio de dirección forzado por la administración siendo sustituido Mario Rodriguez Aragón, con varios procesamientos, por José Ramón Alonso,

Años más tarde, en el año 2002, inició las gestiones para obtener la titularidad de la cabecera de la revista “Sábado Gráfico” y el inicio del proyecto de la reaparición de la publicación. Logró la concesión de la propiedad de la cabecera, hasta entonces en situación de embargo en un juzgado de Madrid, como consecuencia del divorcio, publicando la prensa nacional la noticia de la próxima salida del semanario. Sin embargo, la familia de la ex esposa del antiguo editor presentó un recurso ante la administración del Ministerio de Industria y el Registro de Patentes y Marcas para cancelar la concesión al nuevo prpietario.

Finalmente, fue desestimada la solicitud presentada y fue confirmada la concesión del título de la cabecera. Una vez solucionada la cuestión legal, en 2005, se iniciaron la gestiones para lograr constituir una sociedad editorial y la puesta en marcha de una maqueta y un número 0.

SÁBADO GRÁFICO

HISTORIA Y ORÍGENES

El semanario de actualidades “Sábado Gráfico” fue lanzado al mercado español el 29 de septiembre de 1956, a través de un ejemplar de promoción, apareciendo su primer número a la venta pública el 6 de octubre siguiente, con esta cabecera, después de haber sido prohibida una anterior, “Magazine del Hogar”, por considerar las autoridades administrativas que no se podría una palabra de origen extranjero como magazine y así quedó ésta como subtítulo de la cabecera definitiva en una primera etapa de los años cincuenta.

“Sábado Gráfico”, en su etapa inicial, editada por Eugenio Suárez Gómez, siendo su primer director periodista José R. Ferrón, con redacciones en Madrid y Barcelona, formando parte de una cadena de revistas españolas, estaba dirigido en un gran porcentaje de audiencia al público lector femenino en España con reportajes gráficos, entrevistas y secciones del hogar, a nivel internacional, hacia una oferta de las grandes exclusivas europeas con convenios con otras revistas europeas. De todos modos, creó un periodismo novedoso con la publicación de la defensa de las nuevas profesiones de la mujer y los nuevos papeles de las esposas de los principales personajes de la medicina, cultura y justicia, entre otras actividades.

 

 

El primer número de “Sábado Gráfico” contenía un reportaje exclusivo del lanzamiento en paracaídas de una modelo paracaidista, Colette Duval, en las playas de Barcelona, fotografiado por el propio editor, formando parte de las Fiestas de la Merced, patrona de Barcelona, junto a una extensa entrevista con la protagonista. En los temas de este primer ejemplar figuraban la historia de una vendedora que llegó a modelo, las nuevas mujeres taxistas en París, la vedette de origen aragonés establecida en Barcelona Carmen de Lirio, una serie de artículos sobre el Duque de Kent, el baile del “rock and roll” y un relato del escritor Luis Romero, entre otros más.

El logo inicial del semanario evolucionó desde su inicial edición, en color blanco y negro, en los años cincuenta, hasta la introducción del color en sus portadas e interior, en la siguiente década de los sesenta, destacando el fondo rojo del logo y sobre éste el título “Sábado Gráfico” que protagonizaría la más brillante época de la publicación.

El tiraje de ejemplares del semanario se inició con 390.000 en este último trimestre de 1956 que alcazaría, cinco años más tarde,en 1961, 540.000 en el transcurso de un periodo de grandes acontecimientos internacionales como la entrada de Fidel Castro en La Habana y el aplastamiento de la revolución húngara por el régimen comunista de la Unión Soviética y, en el ámbito de las personalidades del corazón las bodas de la princesa Margarita de Inglaterra, la princesa Diana de Francia, la princesa Francisca de Borbón-Parma y la del rey de Bélgica con una española, Fabiola de Mora y Aragón, acontecimiento este último que disparó la venta de Sábado Gráfico con su contenido por la relación directa con España.

 

En un informe sobre la audiencia del semanario se detallaba que, en el primer trimestre de la aparición, fueron tirados 390.000 ejemplares llegando a los 540.000 en 1961. La célebre boda del rey Balduino con Fabiola se acercaba a los 400.000 en el numero dedicado al enlace batiento todos los records, hasta aquella fecha, de la edición de un número.

En el periodo de los años 60 la audiencia de “Sábado Gráfico”, desde 1964 a 1968, al margen de los grandes aincmecontecimientos de impacto popular que incrementaban los tirajes de ejemplares, el control de OJD ya ofrecía una estabilidad semanal del orden de los 80.000 hasta 103.000.

Se habían incorporado nuevas secciones dedicadas a las celebridades desde la Costa del Sol, París y Roma, figurando además como firmas colaboradoras Natalia Figueroa, Margarita Landi, Fernando Vizcaíno Casas, Paloma Gómez Borrero, Luis Isabel Alvarez de Toledo, Manuel Funes Robert y Mario Rodriguez Aragón.

En la siguiente década, en los años setenta, destacaron los artículos firmados por brillantes plumas de diferentes procedencias y pensamientos como Antonio Gala, Néstor Luján, Alvaro Cunqueiro, José Bergamín, Alfonso Ussía, José Ramón Alonso, Alfonso S. Palomares, Art Buchwald, José María González Ruiz, Diego Jalón; y, en el terreno del humor, las viñetas de Summers, Mingote, Chumy Chúmez, Adán y Coq, entre los más conocidos colaboradores.

Campañas de promoción en Sábado Gráfico

En el contenido de promoción y publicidad insertado en las páginas destacaron las campañas publicitarias de “Perlas Majorica”, del grupo Puig; Olivetti, con equipamiento ofimático; “Lysoform”, ansiépticos; “Dragón”, de cremalleras para la mujer; “Crysler”, de fajas femeninas; y de “Vespa”, protagonizada por al piloto Juan Manuel Fangio, entre las campañas iniciales. Esta etapa publicitaria en esta primera fase del semanario fue escasa por la situación económica española que, en los años, remontando en los finales de los años 60.

 

 

En la década de los años 60, con la instauración de la edición totalmente en color, los contenidos publicitarios, bajo la dirección de José Ramón Guimeraens en Madrid, Barcelona y BIlbao, crecieron en función de una mejor calidad fotográfica y tipográfica, como los protagonizados por las celebridades de la época, como Gila, en Filomatic; Johan Cruyff, en Kerzo y Potens; Joaquín Prat, Luciana Wolf y Tip y Coll, en la SER; Roger Moore, en 103; Raphael en Lagarto; entre otros.

Una innovadora campaña promocional, patrocinada por la marca Majorica, estaba centrada en la oferta del regalo de una perla en cada portada de los ejemplares puestos a la venta durante un periodo de varios meses con el objeto de premiar la mejor composición de un collar de perlas confeccionado con las referidas joyas de la empresa Puig.

Se creó una innovación publicitaria, con la inclusión dentro de los textos de los artículos de inserciones de anuncios y promociones para lograr una mayor atención en los lectores.

Una forma de enfocar los acontecimientos sociales y comerciales ha estado basado en la creación de suplementos especiales

En las promociones de relaciones publicas, exentos de anuncios publicitarios, dentro de un estilo de menor agresividad publicitaria, se crearon secciones especiales àra su difusión

En el año 1966, con la aprobación de la Ley de Prensa e Imprenta, en España, se iniciaba la apertura inicial de una liberalización informativa anulando la censura previa y el “interés nacional”, como aspecto positivo, pero aprobando el depósito previo y el secuestro administrativo de publicaciones que perjudicaron en gran medida a la libertad informativa y gráfica de “Sábado Gráfico”.

A partir de esta nueva situación, a partir de 1969 el estilo del semanario había sido modificado con la introducción de reportajes del cinema, vida social española y actualidad económica.

Exclusivas, Sanciones y Secuestros de “Sábado Gráfico”

Se produce un cambio de orientación en los contenidos de la publicación, entre 1970 y 1971, bajo la dirección del director periodista Mario Rodríguez Aragón,,y se lanzan los primeros informes de investigación periodísticos creados por el propio equipo del semanario sobre los primeros escándalos económicos, en exclusiva, como Confecciones Gibraltar, Venta de cargos públicos en el Ministerio de Justicia, MATESA y las cajas de ahorros españolas, alternando con portadas de atrevidas artistas en bikini o en poses insinuantes propias de los semanarios europeos de información.

La innovación periodística consistía, en lugar de un periodismo genérico ideológico, el uso de reportajes, estudios e informes donde la citación de personas, empresas e instituciones concretas en situaciones de interés público, valoraban mejor la realidad de las informaciones y las investigaciones.

En el primer informe citado, Confecciones Gibraltar, se reflejaban las irregularidades contables cometidas sobre las ayudas recibidas del Estado en la zona del Campo de Gibraltar por parte de esta empresa que había paralizado sus pagos a sus proveedores pese a su condición de beneficiaria de los fondos estatales. El reportaje se ilustraba con una fotografía de la visita del entonces Principe Don Juan Carlos a sus instalaciones.

Así como “Confecciones Gibraltar, S.A.”, en el sector político, fue objeto de una respuesta en forma de sanciones administrativas e, incluso, de suspensión de la publicación del semanario, arguyendo otra clase de argumentos derivados de determinadas portadas protagonizadas por artistas y modelos en trajes de baño conocidos como bikini o en posturas insinuantes (véase sanciones y secuestros en la edición digital), esta presión se incrementó con la publicación del estudio histórico publicado bajo el título de “Venta de cargos públicos por el ministro de Justicia”, donde se describía la intervención del propio rey Fernando VII en la detención de un ministro de Gracia y Justicia que recibía “recompensas” de los beneficiados por la concesión de cargos públicos. Con posterioridad, se produciría un nuevo secuestro y una nueva suspensión de la publicación de “Sábado Gráfico”.

 

Venta cargos públicos Ministerio Justicia Confecciones Gibraltar, S.A.

Portadas sexy decada 70’

La inserción de imágenes, en las portadas de la publicación semanal, de artistas y modelos en atuendos propios de las playas internacionales y en determinadas posturas provocativas, a partir de los finales de años sesenta y especialmente en la primera mitad de los setenta, generaron un cierta polémica incluso entre los propios lectores y, en especial, de la censura administrativa que, como se detallaba en los argumento esgrimados en las sanciones administrativas fueron piezas claves para las acusaciones de erotismo informativo en los procedimientos judiciales.

COMPRAS MASIVAS DE EJEMPLARES DE “SÁBADO GRÁFICO”,

POR LAS CAJAS DE AHORROS DE ZARAGOZA Y BARCELONA

En el número 741, de 14 de agosto de 1971, el semanario publicaba una investigación basada las irregularidades supuestamente cometidas por la Caja de Ahorros de Zaragoza, Aragón y Rioja sobre el tema de 60 millones de pesetas en letras perjudicadas y determinadas manipulaciones contables. Aparecía la adquisición por 2.000 pesetas de una finca valorada en ciento cincuenta y dos millones.

Como primera medida tomada por la Caja contra esta publicación se compraron, en todo el territorio nacional, cantidades masivas de “Sábado Gráfico” con el propósito de bloquear la edición de este ejemplar cometiendo una posible maniobra de ilícitica competencia y una transgresión de las disposiciones legales de la época sobre práctica comercial. En el terreno judicial esta entidad de ahorros presentó una demanda junto a la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) por la publicación de esta información.

 

Otra caja de ahorros, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Barcelona, constituyó un interés especial en las páginas del semanario sobre el polémico intercambio de unos jardines del presidente de la Caja barcelonesa por unos terrenos propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, recibiendo el propio directivo una “retribución” personal por supuestos gastos varios que alcanzaban una cifra superior a los 42 millones de pesetas. Según informaron los propios empleados de la entidad de ahorro ésta ordenó que se procediera a la compra masiva de ejemplares de “Sábado Gráfico” en los lugares de venta de la ciudad con objeto de una limitación del conocimiento de los hechos descritos.

 

Un empresario relacionado con las actividades de la Caja, Pedro Durán Farell, afectado por una operación de venta de acciones de “Gas Natural” a sus empleados, hizo publicar en los principales diarios de Barcelona y Madrid una carta abierta, pagada como publicidad, injuriando al autor del reportaje, Adolfo de Barricart, y, pocos días más tarde, aparecía una carta publica de los empleados de la empresa energética defendiendo a su presidente, excepto cuarenta y seis de ellos que se negaron a suscribirla. El periodista presentó una querrella criminal contra el señor Durán y éste sería procesado por la autoridad judicial.

Como consecuencias de las sanciones y secuestros de la publicación el editor se vió publicado a un cambio de dirección forzado por la administración siendo sustituido Mario Rodriguez Aragón, con varios procesamientos, por José Ramón Alonso,

Años más tarde, en el año 2002, inició las gestiones para obtener la titularidad de la cabecera de la revista “Sábado Gráfico” y el inicio del proyecto de la reaparición de la publicación. Logró la concesión de la propiedad de la cabecera, hasta entonces en situación de embargo en un juzgado de Madrid, como consecuencia del divorcio, publicando la prensa nacional la noticia de la próxima salida del semanario. Sin embargo, la familia de la ex esposa del antiguo editor presentó un recurso ante la administración del Ministerio de Industria y el Registro de Patentes y Marcas para cancelar la concesión al nuevo prpietario.

Finalmente, fue desestimada la solicitud presentada y fue confirmada la concesión del título de la cabecera. Una vez solucionada la cuestión legal, en 2005, se iniciaron la gestiones para lograr constituir una sociedad editorial y la puesta en marcha de una maqueta y un número 0.